Los medidores de flujo de la serie 400 de Blue-White utilizan un tubo transparente en disminución, dentro del cual se inserta un flotador pesado de geometría cónica. La media (agua, aire o químicos gaseosos o líquidos) fluye verticalmente, de abajo hacia arriba. Al pasar a través del tubo, desplaza el flotador y lo eleva hasta un punto donde se establece un equilibrio entre la fuerza de levante y el peso del flotador. La parte superior del flotador indica directamente el volumen de flujo en la escala graduada del tubo.