La serie de cilindros miniatura MCMI no necesitan lubricante, ofrecen una larga vida de servicio gracias a su cuerpo de acero inoxidable, contienen un magneto como estándar y son construidos bajo la norma ISO-6432 para máxima intercambiabilidad. Pueden ser configurados con un amplio rango de accesorios.