Los motores Marathon a prueba de explosión son perfectos para ambientes difíciles y peligrosos, incorporando varias características que los hacen seguros, eficientes y duraderos. Son altamente resistentes a la corrosión y condensación interna, así como a ambientes potencialmente ignífugos (certificación UL). Su cableado resiste altas temperaturas y sobrevoltajes/efecto corona.