Las válvulas de globo Singer son extremadamente versátiles. Pueden fungir como reguladoras y reductoras de presión, así como contra-arrestadoras de golpes de ariete, dependiendo de la configuración de su sistema de pilotaje.

Las válvulas piloto perciben la presión aguas abajo mediante una conexión en la salida de la válvula de globo. Bajo condiciones de flujo, el piloto reacciona a pequeños cambios en la presión para controlar la posición de la válvula, modulando la presión arriba del diafragma. Así, la presión aguas abajo se mantiene virtualmente constante en el set-point del piloto. Se deben utilizar solamente con agua.