Los termopozos WIKA sirven para proteger los RTDs o las termocuplas, actuando como un puente entre el medio a medir y la espiga de medición. Además, hacen que la instalación y recambio de elementos de medición de temperatura sean mucho más sencillos y seguros para los operadores, en particular cuando se están midiendo fluidos agresivos o a muy alta temperatura.