El termómetro WIKA TI.1005 es un aparato de bolsillo, perfecto para inspectores que necesitan llevar instrumentación de precisión para hacer mediciones en varios sitios, incluyendo operaciones de HVAC, automotrices y de procesamiento de alimentos. El termómetro tiene una carcasa de acero inoxidables y carátula de Lexan; tiene 5 pulgadas de longitud y un diámetro de espiga de 0.142 pulgadas; y posee una precisión de medición de +/- 1% en toda su escala. Se puede conseguir en tres rangos de temperatura: -40 a 70°C; -17 a 105°C; y 10 a 290°C.